Conócenos

Somos un grupo de personas integrantes de familias a las que nos une un deseo común: disfrutar de la vida en el campo. Y además, queremos satisfacer este deseo en nuestros campos, los de toda la vida: Ramblares, Fajuelas, Pallaruelos, Rigüelas, Barcas, Sanchuelos, Rimeres, …esos campos en los que todavía late la vida de nuestros mayores. En los que aún podemos evocar recuerdos de nuestra infancia. Una infancia para unos ya lejana y para otros todavía próxima.

Y nos gusta saber que llega la primavera al ver cambiar los colores del paisaje, y ver los primeros vuelos de las cardelinas y verderoles, y escuchar el primer canto del ruiseñor.

Y que el otoño se nos anuncie por la primera hoja que el árbol de nuestra puerta deje caer suavemente anunciando lo que luego será la lluvia amarilla.

Y por la mañana, salir a nuestra puerta, o abrir nuestra ventana, y ver ante nosotros un horizonte de colores mientras disfrutamos del olor de la vegetación húmeda por el rocío de la noche.

Y por la noche, descansar envueltos en un silencio solo roto por el canto de algún ave nocturna o el ladrido lejano de un perro.

Y los días de lluvia escuchar su repicoteo en las hojas de las plantas, mientras contemplamos como, poco a poco, sus colores se tornan más vivos.

Y nos gusta ver jugar, escuchando sus risas, a nuestros hijos y nietos viendo como interactuan con la naturaleza y sin preocuparnos por su seguridad.

Como puedes ver, son gustos sencillos y pequeños propósitos, que además, no ocasionan ningún gasto al resto de los ciudadanos.

Algunos de nosotros ya llevamos tiempo disfrutando de estos placeres viviendo en el campo. Otros, de momento, solo podemos disfrutarlos ocasionalmente, fines de semana, vacaciones…pero nos gusta, y lo hacemos sin destrozar nuestras huertas, sino todo lo contrario, mejorándolas y dotándolas de vida.

Pero resulta que algo tan sencillo, tan relacionado con eso que tanto se dice del “desarrollo sostenible”, va contra la Ley. Y nos convierte casi en delincuentes, ante esa misma Ley.

¿Qué hubiera sido de Zaragoceta, Miraflores, La Herradura, Los Calabazares o Fonte, huertas tan añoradas, si una Ley como ésta hubiera trazado las “rayas” que nos impiden cumplir nuestros sueños?

Entendemos que no es justo. Y porque no está en nuestro ánimo el incumplimiento de las Leyes ni la evasión de ningún impuesto necesario para la mejora de nuestra comunidad ciudadana, nos hemos constituido en Asociación.

Para propiciar y facilitar el diálogo con nuestros representantes políticos, y buscar soluciones definitivas a este problema. Esas soluciones existen, y no nos cabe ninguna duda que con la voluntad de los ciudadanos y la voluntad política de nuestros representantes, pueden y deben alcanzarse. Además el hecho de que actualmente se está finalizando la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), convierte este momento en idóneo para la búsqueda de las soluciones que los vecinos y Caspe necesitan.

Y aquí estamos. Y te invitamos a participar en este proyecto. Para que a nadie, de ahora en adelante, se le impida, si lo desea, ver pasar la vida desde la puerta de su torre.

La Junta Directiva
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: